Bieninformado

UN CORAZÓN SALUDABLE

Valora este artículo
(0 votos)

Una dieta saludable, equilibrada y baja en grasas, ayuda a mantener saludable el corazón

Con simples hábitos se pueden evitar enfermedades cardiovasculares. 

Exhortan a la población a tener hábitos saludables para mantener en buen estado el corazón, que es de los órganos más importantes del organismo. 

El coordinador auxiliar de Salud Pública, doctor Ismael Rodríguez Chávez, destacó que es necesario mantener una dieta equilibrada, rica en frutas y verduras, baja en grasas saturadas y cuyo aporte calórico sea proporcional al gasto de energía que realiza la persona, junto con ejercicio físico, es una de las mejores armas de las que los individuos disponen para protegerlo y prevenir enfermedades. 

Explicó que el corazón es el órgano principal del sistema circulatorio; se encuentra en el centro del pecho con un ligero incremento de masa muscular al lado izquierdo y su función es bombear la sangre a todo el cuerpo. 

Señaló que algunos de los padecimientos que se pueden presentar en éste órgano son cardiopatía isquémica; las enfermedades cardiacas congénitas, del endocardio, del miocardio, del pericardio; valvulopatías y afecciones del sistema de conducción eléctrico del corazón. 

Para evitar en lo posible estas enfermedades, el doctor Rodríguez Chávez recomendó cinco sencillas acciones: 

La proteína es indispensable en la dieta: carne, huevo, pescado.

Incluir fibra –legumbres, verduras y cereales integrales- en la dieta diaria, porque contribuye a disminuir la absorción de colesterol y grasas malas.

Consumir azúcares o hidratos de carbono en cantidades pequeñas, puesto que tienen la capacidad de transformarse en grasa en el hígado.

Evitar las grasas saturadas de los productos horneados, manteca y grasas hidrogenadas. No todas las grasas afectan por igual a la salud cardiovascular; las mono y poliinsaturadas resultan beneficiosas, se encuentran en el aceite de oliva, aceitunas, aguacate, nueces, cacahuates y pistachos.

Contar las calorías que consumen para evitar sobrepeso, sobre todo si no se practica ejercicio físico. Reducir el número de tortillas, pan y bebidas azucaradas, y aumentar la cantidad de verduras. La obesidad se asocia con el incremento de riesgo cardiovascular.

Disminuir al mínimo el consumo de sal para mantener un buen nivel de presión arterial.

Evitar fumar y reducir la ingesta de alcohol evitará un mayor daño al cerebro y al corazón. 

Más Leidas

Lo Más Visto

Nota Roja

Error: No hay noticias

Lo Más Reciente

Más Noticias

© Todos los derechos reservados, bieninformado.mx 2011