Bieninformado

LOS MÁS PRESIONADOS

Valora este artículo
(0 votos)

 

Los Juegos Olímpicos ya están a la vuelta de la esquina, y uno de los deportes que madrugará bien temprano en la competencia que une a todo el mundo del deporte es el fútbol con su puntapié inicial el 4 de agosto.

 

El planeta fútbol casi siempre ignora a los Juegos como una competencia de menor importancia por detrás del Mundial, la Copa Confederaciones, las respectivas copas continentales, los Mundiales Sub-20 y hasta posiblemente el cumpleaños de la suegra. Sin embargo, la edición de este año es la excepción como evento relevante por una razón en particular: El torneo se disputa en Brasil, donde el fútbol es religión, y obtener algo menos que la medalla de oro faltante en sus vitrinas sería sacrilegio para su gente.

A continuación analizamos a cada una de las 16 selecciones participantes que van en busca de la máxima presea.

GRUPO A: Brasil, Dinamarca, Irak, Sudáfrica.

BRASIL

Fortaleza: El poderío en ataque.

El anfitrión no dejó espacio para la duda sobre si la Copa América Centenario o los JJ.OO. eran su prioridad al reservar la convocatoria de Neymar para ir en busca del oro. El astro brasilero llega descansado (no juega oficialmente desde fines de mayo) y ninguna otra selección del torneo cuenta con un jugador de su calibre.

Si luego consideramos el potencial de su sociedad con otro miembro mayor como Willian, entonces el ataque de la Verdeamarelha debería hacer estragos ante cualquier defensa Sub-23 que se le plante enfrente.

Ah, por cierto, Neymar está a dos goles de alcanzar a Zico en la tabla de máximos goleadores históricos de la selección con 48 y a nueve de Romario en el podio con 55.

Debilidad: La fortaleza mental

El 1-7 contra Alemania en la semifinal del Mundial 2014 todavía es un trauma que Brasil arrastra de la peor manera, y este se refleja en momentos como cuando Neymar se hizo expulsar infantilmente contra Colombia en la Copa América 2015 o en el paupérrimo desempeño del equipo desde aquel entonces. Quizás su entrenador Rogerio Micale logre volver a inspirar ese fuego sagrado que a su vez genera al jogo bonito, el cual debería amedrentar a sus rivales.

En algún momento, Brasil se enfrentará a la adversidad y los fantasmas regresarán a su casa una vez más. Depende solamente de ellos el poder ahuyentarlos.

Director Técnico: Rogério Micale.

Micale no es Dunga, eso es bueno. Tampoco cuenta con el pedigrí de Scolari, Telé Santana o Zagallo, eso es malo.

Sus pergaminos incluyen un subcampeonato en el Mundial Sub-20 del 2015. Pasó la fase de grupos con puntaje ideal, ganó en Octavos y Cuartos de Final contra Uruguay y Portugal por penales, goleó a Senegal 5-0 en semis y cayó ante Serbia en la final.

Pronóstico: Campeón. Es su obligación por historia, por ser el anfitrión y porque si no ganan este año no habrá consuelo para su gente. Brasil podría liderar el medallero, destronar a Usain Bolt en los 100 metros llanos y ganarle a Phelps en natación y no importaría tanto como haber perdido en fútbol.

DINAMARCA

Fortaleza: Equipo de altura.

10 de sus 23 jugadores miden al menos 1,85 metros de altura (6 pies y 6 pulgadas), por lo que el juego aéreo debería ser su boleto al éxito.

Debilidad: La defensa.

Es un flan. Le metieron ocho goles en cuatro partidos durante el Mundial Sub-21 que le otorgó el boleto a los Juegos y Suecia lo despachó por 4-1 en semifinales.

Director Técnico: Niels Frederiksen.

Este entrenador danés de 45 años asumió a cargo del conjunto juvenil en agosto del año pasado y está en el ojo de la tormenta tras no citar a Christian Eriksen, el crack de 24 años que milita en el Tottenham y pudo haber ocupado uno de los tres cupos para jugadores mayores de 23.

Eriksen es un enganche que viene de tener su mejor temporada en el fútbol inglés con ocho goles en 50 partidos (la mayor cantidad de choques disputados en su carrera), pero brillará por su ausencia en Rio de Janeiro.

Pronóstico: Cuartos de Final.

A menos que suceda algo inesperado, clasificará como escolta de Brasil y luego se las vería con el puntero del Grupo B. Sin Eriksen, sus chances se disminuyen considerablemente.

IRAK

Fortaleza: Experiencia europea.

Para ser un equipo de talento y recursos limitados, Irak cuenta con un par de figuras como Khasiro Moustafa, Kareem Gubari y Adnan Ali Al-Tameemi que militan en el fútbol holandés, el Grasshopper de Suiza y el Udinese de Italia respectivamente. Ese es un plus importante que antes no existía para ellos. 19 de sus otros 20 jugadores militan en el fútbol iraqí.

Debilidad: Falta de recambio.

No hay mucho talento en este equipo, pero si el conjunto iraqí que terminó cuarto en Atenas 2004 demostró algo es que cualquier cosa puede pasar con garra y compromiso.

D.T.: Abdul-Ghani Shahad.

No se conoce mucho de él más de que es un ex futbolista que también ha estado a cargo de la mayor,

Pronóstico: Primera ronda. Esta vez no habrá milagro, probablemente sea sotanero de su grupo.

SUDÁFRICA

Fortaleza: El potencial de Tyroane Sandows.

Sandows es el único miembro de esta selección que milita en el fútbol de nuestro continente con el Gremio de Brasil. Su talento como delantero y conocimiento del fútbol brasileño podría llegar a ser útil para el conjunto sudafricano.

Debilidad: Falta pedigrí.

Solo participó en los JJ.OO una vez en su historia y quedó eliminada en la fase de grupos. Esa falta de experiencia los podría llegar a perjudicar contra Dinamarca, su rival directo por clasificar.

D.T.: Ephraim Mashaba.

Mashaba viene dirigiendo a las selecciones juveniles sudafricanas desde el 2010 y ese tipo de continuidad siempre es productiva, Pronóstico: Primera ronda. En el 2000 ganó un partido y perdió dos, y 16 años después la historia podría estar por repetirse.

GRUPO B: Colombia, Suecia, Nigeria, Japón.

COLOMBIA

Fortaleza: Solidez defensiva.

Si los amistosos contra Argentina y Honduras este mes sacaron un aspecto positivo del conjunto cafetero, este fue que terminó con la valla invicta en ambos compromisos previos a los Juegos. Habrá que ver si eso se traslada a cuando se juegue por los puntos.

Debilidad: ¿Teo-dependencia?.

Teófilo Gutiérrez es el goleador y referente de esta Colombia Sub-23 y la rompió contra Honduras con gol incluido, pero en el primer tiempo contra los catrachos se vio poco del resto más allá del gol de Preciado. Tarea para el hogar: Conseguir variantes ofensivas.

D.T.: Carlos Restrepo.

Campeón del Sudamericano Sub-20 del 2013 y entrenador juvenil cafetero desde el 2012. Estos Juegos Olímpicos coronan un proceso que incluyó una sufrida pero merecida clasificación a Rio 2016 tras prevalecer en el repechaje contra EE.UU.

Pronóstico: Semifinales. Colombia es capaz de ganar una medalla si le sale todo bien, pero de ahí a que gane una hipotética semifinal con Argentina o Portugal es otra cosa. Todo es posible, pero las expectativas son mesuradas.

SUECIA

Fortaleza: Pedigrí de campeón.

Su coronación en la Eurocopa Sub-21 ganándole a Portugal por penales en la final les ofrece un envión importante como para creer que puede mejorar lo hecho durante Barcelona ’92 en Cuartos de Final y ganar una medalla.

Debilidad: La selva de Manaos.

Los jugadores que militan en el plantel sueco se desempeñan en el fútbol europeo. Ninguno de ellos debe estar remotamente acostumbrado al clima agobiante de Manaos, sede de sus primeros dos choques contra Colombia y Nigeria, dos rivales más acostumbrados al calor y la humedad.

D.T.: Hakan Erikson.

Erikson ha estado al frente de la selección juvenil sueca desde el 2009 y su filosofía de fútbol aguerrido ha sembrado las raíces de una de las mejores generaciones del fútbol de su país.

Pronóstico: Primera ronda.

La calidad futbolística de esta selección sucumbe ante la dificultad del grupo combinada con el desafío de jugar en Manaos.

NIGERIA

Fortaleza: Pelota al ras de piso.

Ningún jugador de campo supera al metro 75 de altura en el plantel nigeriano, así que el buen pie será primordial para generar situaciones de gol. Su capitán , Jon Obi Mikel, será el encargado de brillar como en el Chelsea de Inglaterra y elevar al nivel de sus compañeros a su alrededor.

Debilidad:

Falta de recambio. Esta no es la selección nigeriana que deslumbró al mundo entero con Kanú, Amokchi, Okocha y Taribo West tumbando a Brasil y Argentina camino a la medalla de oro durante los Juegos de 1996 en Atlanta.

Quizás esté equivocado y conozcamos a una nueva generación de superestrellas nigerianas 20 años después en Rio de Janeiro, pero lo dudo mucho.

D.T.: Samson Siasia.

Dirigió a Nigeria entre el 2010 y 2011 para luego regresar este año, aunque las circunstancias son poco felices ya que él alega que no le pagan desde hace 5 meses.

Pronóstico: Cuartos de Final. Nigeria sorprende como escolta del Grupo B, pero Brasil se toma revancha y los elimina en Cuartos de Final.

JAPÓN

Fortaleza y debilidad: Ataque kamikaze.

El famoso “equipo de la manta corta”. Durante la Copa de Asia Sub-23 disputada en Qatar este año, Japón metió dos goles o más en sus últimos cinco partidos pero también sufrió ante Corea del Sur en la final del torneo ganando por 3-2. Ojo con Takuma Azano, el flamante refuerzo del Arsenal de Inglaterra y autor de un doblete clave en la final contra los coreanos.

D.T.: Makoto Teguramori.

Su misión será reeditar el cuarto lugar obtenido en Londres 2012, una mochila pesada que carga desde que asumió en el cargo durante el 2014. Gracias a él, Japón salió campeón continental por primera vez en su historia.

Pronóstico: Primera ronda.

Manaos también los va a afectar a ellos, aunque no debería sorprender si llegan a clasificar.

 

Más Leidas

Lo Más Visto

Nota Roja

Error: No hay noticias

Lo Más Reciente

Más Noticias

© Todos los derechos reservados, bieninformado.mx 2011