Bieninformado

INFIDELIDAD YA ES MUY COMÚN

Valora este artículo
(0 votos)

 

¿Existe una explicación científica para la infidelidad?

 

Pocos seres vivos son monógamos y se supone que los humanos estamos entre ellos, aunque la infidelidad entre las parejas es de lo más común. 

Pero suponiendo que como se suele creer, la «infidelidad» y la «fidelidad» en las relaciones entre los seres humanos son cosas reales como tal, un grupo de científicos con mucho tiempo libre procuró determinar por qué las personas son infieles. Veamos de qué va todo esto...

¿Por qué engañamos a nuestras parejas?

Parte importante de las personas nunca será infiel en su vida, pero hay otros que de forma consciente o inconsciente no pueden evitarlo y, según los expertos, existen diferentes razones por las que las personas engañan a sus parejas.

Solo el 3 % de las personas permanecerá con la misma pareja toda la vida, pero eso no necesariamente significa que le sean infiel, sino que es una característica humana evolutiva en nuestro afán de buscar protección y procreación.

Diversos estudios científicos encontraron tres razones por las cuales las personas son infieles y que van desde lo psicológico a lo genético, pasando también por situaciones puntuales que tienen un efecto en nuestro comportamiento.

Desde el punto de vista biológico, existe una predisposición genética a ser infieles y que se da entre quienes poseen una variación de los genes DRD4 y AVPR1A que se asocian con comportamientos que nos provocan placer, son riesgosos o nos hacen sentir la necesidad de generar lazos más allá de la monogamia.

Quienes poseen esa mutación, ya sean hombres o mujeres, reaccionan de forma más intensa a las hormonas que se liberan tras un acto placentero, como por ejemplo la dopamina. El 50 % de las personas con dicha mutación genéticahabían incurrido en conductas de infidelidad versus el 22 % de la población en general, ello según un estudio conjunto realizado por las Universidades de  Binghamton y New York State.

Factores psicológicos y situaciones que podrían llevar a la infidelidad

La genética juega un rol clave en hacernos propensos a la infidelidad, pero no es lo único que la explica. 

Según la psicóloga experta en relaciones humanas Mairead Molloy, existen causas psicológicas que nos llevan a la infidelidad y que son diferentes en el caso de los hombres y las mujeres.

Los varones se ven motivados por su afán de conquistar aquello que se ve como prohibido y por ello es sumamente excitante. En el caso de las mujeres, el sentirse deseada y admirada por otros puede llevarle a la infidelidad.

El ser infiel también puede tener que ver con rasgos de personalidad; aquellas personas con un fuerte ego buscan formas de satisfacer su necesidad de sentirse superiores y el tener más de una pareja los ayuda.

Quienes están en el lado contrario y poseen una baja autoestima buscan elreafirmar su sexualidad y valor como personas sintiéndose deseadas y valoradas por otros, sobre todo si sienten miedo y ansiedad de ser abandonados.

El tercer factor que incide en las infidelidad son situaciones específicas y que suelen relacionarse con el dinero, especialmente entre los hombres. Un varón que gana significativamente más o menos dinero que su pareja tiene más tendencia a ser infiel.

En el caso de que ambos miembros de la pareja tengan ingresos similares, las posibilidades de infidelidad decrecen. Si bien no es posible culpar al alcohol o las drogas del comportamiento de la gente este si inciden en las posibilidades de infidelidad, sobre todo porque propician conductas de riesgo.

La infidelidad existe, pero eso no significa que estemos biológica o psicológicamente predispuestos a engañar a nuestra pareja, ya que los humanos seguimos siendo seres principalmente monógamos, pero en como todo en la vida la perfección no existe.

Sin lugar a dudas, es momento de repensar y desarmar los prototipos en torno a la monogamía y las formas en las que los seres humanos nos relacionamos.

 

Más Leidas

Lo Más Visto

Nota Roja

Error: No hay noticias

Lo Más Reciente

Más Noticias

© Todos los derechos reservados, bieninformado.mx 2011