Bieninformado

UNA FUGA DIGNA PARA PELÍCULA

Valora este artículo
(0 votos)

 

La increíble historia del astuto pulpo que se fugó de un acuario para regresar al océano

 

No importa lo grande que sea la jaula o el acuario, sigue tratándose de una cárcel.Los animales quieren y necesitan vivir libres.  La increíble historia de Inky es un buen ejemplo de ello.

Recientemente, un pulpo (uno de los animales más inteligentes que existen) que vivía en un acuario en Nueva Zelanda, logró volver al mar gracias a su brillante inteligencia, demostrando una vez más que los animales tienen capacidades impresionantes.

La vida en un acuario nunca será tan buena como en el mar y Inky, el pulpo que era la estrella del National Aquarium de Nueva Zelanda supo aprovechar sus capacidades y escapar a la libertad.

Aprovechando un espacio que había quedando mientras hacían mantención, el pulpo salió de su tanque durante la noche, llegó a un tubo de drenajecomprimiendo sus tentáculos y alcanzó la forma y el tamaño necesario para entrar en el.

La cañería de drenaje llevaba directamente a la bahía de Hawke y, más importante, a la libertad que entrega el gran océano a una criatura que estaba cautiva. Si bien los biólogos marinos no estaban para nada contentos en el acuario, afirman que la hazaña del pulpo Inky no fue casualidad, ya que responde a los comportamientos de estos inteligentes animales marinos.

Sabemos que animales como los orangutanes, perros y delfines, entre otros, son animales muy inteligentes, pero poco se sabe sobre las fascinantes capacidades de los pulpos. La verdad es que sorprenden y bastante.

Según Roger Hanlon, científico especialista en biología marina, los pulpos son animales brillantes, muy curiosos y que buscan resolver problemas. Asimismo su visión es muy buena y pueden crear mapas mentales de los lugares que recorren.

Los tentáculos de los pulpos poseen cientos de pequeñas ventosas y miles neuronas lo que les permite coordinar sus movimientos, trepar, «caminar» y, en el caso de Inky, tomar la forma necesaria para entrar a una tubería, arrastrarse dentro de ella y lograr salir.

Según el experto, los pulpos tienen el cerebro más complejo entre todos los animales invertebrados, siendo capaces de procesar información, tomar decisiones y crear planes que les permitan conseguir lo que quieren.

La casi cinematográfica fuga de Inky no es sorpresa para quienes estudian a los animales marinos, ya que ocurrieron cosas similares con otros pulpos en cautiverio en varias otras ocasiones, pero si una oportunidad para demostrar al mundo la complejidad e inteligencia superior de estos amigos que ahora tienen un nuevo colega acompañándolos mientras recorren el fondo del mar.

 

Más Leidas

Lo Más Visto

Nota Roja

Error: No hay noticias

Lo Más Reciente

Más Noticias

© Todos los derechos reservados, bieninformado.mx 2011