Bieninformado

ADIÓS VIRGINIDAD

Valora este artículo
(0 votos)

 

La decisión de perder la virginidad es una de las más importantes para casi todo el mundo, junto con las de casarse y formar una familia. Y aunque es común creer que la decisión es enteramente nuestra, un reciente estudio demostró que un cuarto de la misma está en tus genes, mientras que el resto está influenciado por tus factores sociales.

 

Hasta ahora, en el mundo científico se creía que en dicha decisión incidían más que nada los factores sociales, como por ejemplo el historial familiar, la presión social y el encontrar una pareja adecuada.

 

Sin embargo, el estudio realizado en la Universidad de Cambridge indica que el 25 % de esta decisión se ve influenciada directamente por los genes.

 

¿Qué genes influencian en el momento de perder la virginidad?

En el estudio realizado encontraron 38 variaciones de genes (conocidos como SNP por el inglés Single Nucleotide Polymorphism) que se asocian con la edad en que una persona decide perder su virginidad.

Estos genes pertenecen a dos grupos que actúan a distintos niveles en el desarrollo de un ser humano: algunos están relacionados con el desarrollo de los órganos reproductivos, y otros están involucrados en el desarrollo del cerebro y de la personalidad.

Dentro del primer grupo, es lógico encontrar genes que están vinculados con el desarrollo de los órganos reproductivos y relacionados también con la producción de hormonas y la fertilidad. Para estos jóvenes, sus hormonas alborotadas y sus cambios físicos, que aparecen con la madurez, los hace más atractivos y favorecen ese primer encuentro sexual.  

En cuanto a la personalidad, uno de los genes en particular controla la actividad del cerebro y tiene una gran influencia en el desarrollo de una personalidad que toma riesgos, serían esas personas que siempre se atreven a probar cosas nuevas y arriesgarse en la vida. En este caso, la presencia del gen influencia a que este tipo de personas pierdan la virginidad más temprano en la vida.

Por el contrario, un gen que está relacionado con el desarrollo de una personalidad irritable inclina a estas personas a perder su virginidad más tarde.

A grandes rasgos, parecería que cuanto más irritable es una persona, más tarde suele perder su virginidad, y cuanto más carácter tiene para arriesgarse, más temprano la pierde.  

Factores sociales vs. Genética

De todos modos, los factores sociales siguen teniendo un mayor peso en esta decisión (del 75 %). Es decir, aunque una persona está genéticamente predispuesta a perder su virginidad a una edad temprana, quizás no lo haga debido a restricciones por parte de su familia.

Lo mismo sucede con una persona que está genéticamente predispuesta a perder su virginidad más bien tarde, puede que no lo haga de este modo porque los factores sociales la influencian a perderla antes.

Asi que, según descubrieron los científicos, la decisión de perder tu virginidad no depende solo de si estás mentalmente preparado. Si en tu caso te identificas con las personalidades mencionadas, ¿crees que tu decisión de perder tu virginidad fue influenciada principalmente por factores sociales o por tus genes?    

Si aún sientes curiosidad sobre la temática, también te pueden interesar nuestros artículos: 

 

Más Leidas

Lo Más Visto

Nota Roja

Error: No hay noticias

Lo Más Reciente

Más Noticias

© Todos los derechos reservados, bieninformado.mx 2011