Bieninformado

¿DE QUÉ SE TRATA EL WITZELSUCHT EXACTAMENTE?

Valora este artículo
(0 votos)

 

Existe una extraña condición médica que puede explicar por qué eres tan malo haciendo chistes

 

No importa cuánto te esfuerces: nunca haces reir a nadie... o se ríen de ti, por lo ridículo que fue tu chiste.

No intentes luchar; tus chistes no son buenos, no tienes gracia o simplemente no tienes sentido de la oportunidad...

... o tienes lo que se conoce en alemán como Witzelsucht, una extraña condición médica que afecta a una pequeña parte del cerebro asociada con el humor.

Witzelsucht es una palabra compuesta Witzel significa algo similar a «hacer una broma» y sucht algo similar a «adicción».

«Adicción a hacer bromas» no parece un nombre muy apropiado para una enfermedad, aunque ya sabemos que los alemanes tienen mucho de ese tipo de «humor» (valga la redundancia).

¿De qué se trata el Witzelsucht exactamente?

Witzelsucht es una condición médica asociada al daño en una porción del lóbulo frontal. Como sabemos, el lóbulo frontal está vinculado al razonamiento y la inteligencia, así como con las habilidades motoras y el lenguaje narrativo y la comunicación.

Si bien no es una enfermedad demasiado estudiada, los científicos saben que lesiones en esas partes específicas del cerebro resultan en cambios de humor. Pero no en el sentido de cambios de estado de ánimo, sino cambios en el tipo de humor que es capaz de entender y trasmitir una persona.

Los chistes largos o demasiado complejos (el «humor inteligente») resulta imposible a una persona con Witzelsucht. Por el contrario, el paciente se vuelve prácticamente adicto (sucht) a hacer chistes cortos, chanzas, chascarrillos, pequeñas bromas inapropiadas, poco graciosas, completamente desubicadas... y usualmente de alto contenido sexual: los chistes verdes, ya que los científicos observaron que otro efecto de estas lesiones en el cerebro es la hipersexualidad. 

Los pacientes con Witzelsucht se vuelven personas cada vez más inapropiadas debido a sus permanentes y casi compulsivas ocurrencias, que pueden ser ofensivas y completamente desubicadas. Lo peor es que, además, estos pacientes acaban por perder completamente su sentido del humor «real», digamos: no entienden la comedia, los chistes largos ni el mencionado «humor inteligente».

¿Te suena conocido todo esto? Bueno, es que en realidad muchas personas somos así; pero lo más probable es que ni tú ni yo tengamos Witzelsucht: simplemente somos unos inadaptados.

Se trata de una enfermedad real, no seamos patanes y no hagamos humor al respecto.

 

Más Leidas

Lo Más Visto

Nota Roja

Error: No hay noticias

Lo Más Reciente

Más Noticias

© Todos los derechos reservados, bieninformado.mx 2011